czwartek, 25 listopada 2010

El sufrimiento de los judíos que vivían en los guetos.

Al principio quiero dar las gracias a Patrycja Jankowska por la recomendación de la maravillosa película “El Pianista”, que perfectamente muestra cómo las condiciones de vida para los judíos en Polonia se habían ido deteriorando rápidamente y bruscamente. Hoy he visto esta película y decidí que voy a escribir un poco sobre el dolor de los judíos que vivían en los guetos, porque para mí es muy importante recordar que en aquellos días de persecución a los judíos su vida cotidiana era un verdadero pandemonio. Alicja Piotrowska, Agnieszka Gałąska o Agnieszka Ługiewicz ya han escrito un poco sobre la vida de ellos, por eso quiero desarrollar solamente el tema del hambre en los guetos.

Morir de hambre
Las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) establecen un aporte calórico de 2.000 a 2.500 kcal/día para un varón adulto y de 1.500 a 2.000 kcal/día para las mujeres.
En el trabajo de Agnieszka Gałąska podemos leer que las raciones de alimentación en los guetos durante la Segunda Guerra Mundial eran muy pequeñas, de unas 253 kcal por día.
¡ Eso duele horriblemente! Pero no es todo...
Además ,tenemos que tener en cuenta que todos los judíos entre 14 a 60 años hacían trabajos forzados, que muchas veces duraban más que 8 horas.
¡Monika Jańczak escribió que en el gueto de Łódź el jefe del Judenrat introdujo la ley del trabajo por 12 horas!
Por eso no puede extrañarse que hubiera gente que moría de hambre, y la alimentación insuficiente provocaba frecuentes robos y muchas luchas por cada trozo de pan.
No entiendo por quė los nazis trataban a los judíos como a un animal y daban a ellos tan poca cantidad de comida, si es claro que las personas que trabajan más de 8 horas pierden energía para calentarse y al vivir en tan malas condiciones necesitan más que 2.500 kcal por día.

Niños indigentes del gueto de Varsovia, Polonia, 1941. El hambre mató a miles de judíos en los guetos en el este de Europa. Los que no murieron del hambre y de las enfermedades finalmente fueron deportados a los campos de exterminio.



Una niña vendedora en el mercado libre de Łódź, Polonia, 1941. Encerrados en los guetos, sin manera para ganarse la vida, los judíos fueron forzados a vender sus posesiónes para poder comprar comida a un alto precio.


El gueto de Varsovia- el hambre




Łukasz Górski



4 komentarze:

  1. Hola soy Miriam, he visto este artículo y me ha parecido muy interesante,y quería preguntaros una cosa: ¿había gente fuera del guetto que ayudase a los judíos? ¿o alguna organización que les ayudase a conseguir un poco más de comida?

    Un saludo desde Asturias.

    OdpowiedzUsuń
  2. ¡Hola Miriam!
    Ya te contesto a las preguntas.
    La gente siempre quería ayudar,pero muchas veces esto no era posible,porque los nazi no permitían a esto. En la película "pianista" puedes ver que la gente ayudaba casi siempre de manera ilegal a riesgo de su vida.
    En artículo de Alicja Piotrowska puedes ler: "Así, en el gueto de Varsovia existían algunas organizaciones que ayudaban a los judíos, como el Judenrat o CENTOS. Estas organizaciones intentaron a mejorar las condiciones de vida, por ejemplo organizaron las cantinas con la comida gratuita. Además, fundaron cuatro escuelas primarias, hospitales y orfanatos." Esta cita es respuesta para tu segunda pregunta. Sin embargo tienes que tener en cuenta que había organizaciones pero no suficientes.
    ¡Saludos!

    OdpowiedzUsuń
  3. Creo que hubiera sido más efectivo que esas organizaciones de ayuda se unieran y consiguieran apoyos importantes, por ejemplo, dentro asociaciones y dentro de la Iglesia Católica Polaca, para organizarse mejor y protestar incluso públicamente, paralizando la construcción de guettos y deportaciones, una protesta masiva y pública los habría detenido, en mi opinión, pero parece ser que en épocas difíciles muchos tienen miedo, miran sólo por los suyos... y pocos ayudan, un poco en solitario, desde luego no fueron suficientes!

    OdpowiedzUsuń
  4. ¡¡Hola!!

    Bueno yo ya hize un comentario sobre otro tema pero hablaba de la película del Pianista, pero vuelvo a resaltar, que para mi, es una de las mejores películas y que debe de verse en todos los colegios para que los alumnos sepan lo que sufrieron los judíos en los campos de concentración. Es basada en hechos reales y yo nunca me canso de verla.

    Yo tampoco entiendo porque los nazis tratanban a los judíos como animales, mientras que ellos se emborrachaban, hacían fiestas y se lo pasaban genial.

    He leido que una de vuestras compañeras polacas ha tenido una abuela que estaba en una organización para ayudar a los judíos. ¿Tu tienes algun familiar que haya hecho lo mismo o haya estado en un campo de concentración? Si es así ¿qué te cuentan estas personas de lo que les ha pasado alli?


    Muchos besos Lucass, nos vemos en agosto en Madrid!!!!
    :)

    OdpowiedzUsuń